Las vacaciones se acabaron, motivarse para la vuelta al curro

Pues si, estamos en época de fin de vacaciones para muchos. Otros tendrán la suerte de seguir en ellas un poco más o la tremenda fortuna de empezarlas de manera inminente. Este post va dirigido a todos aquellos que están en el momento de volver al trabajo. Es difícil encontrar la felicidad en el concepto propiamente dicho de empezar de nuevo con la rutina de madrugar y dedicar gran parte de tu día a trabajar pero hay ciertos truquitos que pueden hacer que sea un poco más agradable.

– Marcarse metas y objetivos, tanto a corto y a largo plazo, es algo que podrá motivar y satisfacer al trabajador.

– Recordar los buenos momentos vividos, nos va a ayudar a valorar lo pasado y llenarnos de energía para afrontar lo que viene.

– Ilusionarnos con esa peli que van a echar, hace que tengamos ganas de que llegue ese momento y nos regala pequeñas dosis del sentido de nuestra existencia. Quien dice peli, dice lo que a cada uno le motive.

– Empieza a planear tus próximas vacaciones, te ayudará a entrar en la nueva temporada y a ser consciente de que va a llegar.

– Tener pensamientos positivos y disfrutar de los pequeños placeres; en tu propia casa hay muchas cosas que puedes hacer, casi de manera exclusiva. Disfruta de esa época en la que te toca mayor estabilidad, al menos físicamente.

 

Convivencia en pareja

Después de leer unos cuantos artículos que me he encontrado y tratándose de un tema, en mi opinión, realmente complicado, me aventuro a escribir un breve artículo de las actitudes y hechos que pueden favorecer una buena convivencia en pareja.

 

Primer paso, Conocerse;

Parece algo muy obvio, pero no lo es tanto. Encender la llama del amor no es difícil, lo complicado es mantenerla día a día. Muchas parejas empiezan a convivir sin ver a la otra persona desenvolverse en todas la situaciones posibles y esto, luego, trae dramas. Es importante ver cómo tu pareja se relaciona con su familia, con tu propia familia, con tus amigos, con desconocidos… No tiene que hacerlo de una forma parecida a ti, ni de la forma que tu desearías pero si te tiene que gustar.

Amar la diferencia;

Como antes comentaba, tu pareja no tiene que hacer las cosas de la misma manera que tu, eso sería aburridísimo, en cambio es necesario aprender a valorar y a respetar ciertas actitudes que de primeras piensas que a ti no te representarían absolutamente nada. Ahí está lo que enriquece a una pareja. De hecho, en mi opinión, puede enriquecer mucho.

Planificar previamente;

Es una buena opción la de mantener una conversación antes de convivir sobre aspectos que pueden parecer triviales pero muy destructivos. Por ejemplo, plantear una organización para las tareas domésticas.

Confianza;

No hay mucho que explicar en este aspecto, la confianza lo es todo en la pareja. En la convivencia también. Por ejemplo, ciertos momentos en los que tu pareja tenga un estado de ánimo bajo, no significa que ya no sienta amor por ti, simplemente no tiene ganas de hablar y necesita estar solo o en silencio. Tener la confianza de que eso es así y no hay ningún problema más, puede evitar muchísimos enfrentamientos y frustraciones.

 

Con toda la humildad del mundo, espero que este pequeño artículo puede servir de ayuda para alguien.

 

Lectura recomendada

Qué alegría  más grande me he llevado en la librería!

Como sabéis, desde Bejoins estamos empeñados en ayudar a mejorar la convivencia, aportando herramientas que favorezcan el desarrollo personal y fomenten el conocimiento de uno mismo y de los demás. Este conocimiento es fundamental para poder “mejorar” el estilo propio de convivencia, cambiando nuestras conductas y potenciando aquellas áreas de nuestro comportamiento en las que tengamos mayor recorrido por aprender.

Y con estas cosas en la cabeza, hemos encontrado un libro que se titula “Convivencia”, escrito por Miguel-Angel Martí García, catedrático de Filosofía, y publicado por Ediciones Internacionales Universitarias, la séptima edición, para más señas.

Sólo he tenido tiempo de ojear el prólogo, y, citado además en la contraportada del mismo libro, he leído:

“Si el vivir la propia vida ya es un recorrido de aciertos y errores, y requiere un aprendizaje, qué no será ese compartir – a distintos niveles – nuestra vida con los demás. Soy de los que piensan que pocas cosas, por no decir ninguna, deben ser dejadas a una espontaneidad incontrolada y desde luego, entre esas pocas cosas no se encuentra la convivencia.

La convivencia debe ser objeto de estudio, de reflexión.”

Y, leyendo sólo esto en la parte contraportada del libro… ¡qué ilusión me ha entrado por aprovechar estos días de vacaciones para leer este libro!!

Así que os recomendamos su lectura a todos, y más adelante os iremos contando aquellas cosas, seguro, interesantes que aprendamos con este prometedor libro.

Feliz verano!

 

Reglas de convivencia en redes sociales. Buenas prácticas.

Debido a la virtualidad que nos domina y al aumento del uso de las redes sociales, se han ido generando ciertas actitudes óptimas para el buen comportamiento con la gente que nos relacionamos virtualmente. Hoy en día, lo respeto pero no lo comparto, hay gente que se relaciona más con otras personas por redes sociales, que interactuando en el mismo entorno físico. Ya que esto es así, que menos que definir una serie de buenas prácticas para no dañar nuestro corazoncito virtual.

Educación: no te metas con otras personas aprovechando el “anonimato” que te ofrecen las redes, ni tampoco entres al trapo si alguien te insulta u opina algo en contra tuya de forma fea, si lo piensas un poco, no tiene ningún sentido una discusión irrespetuosa en este ámbito….

Agradecimiento: ser agradecido es fundamental en redes, tus seguidores son tu audiencia, tu público.

Simpatía: tanto en el trato real como en el virtual, si quieres tener un impacto más positivo en tus relaciones es importante ser positivo, agradable. Sonreir es la clave del éxito y la felicidad.

Compartir: función básica de nuestra era digital, compartir conocimientos, cultura, humor, material bonito y sensible… es fundamental ser altruista y compartir tus conocimientos y habilidades para fomentar el co-aprendizaje.

Escuchar: tenemos que ser capaces de aceptar diferentes opiniones, ser humildes y respetar todos los contenidos, aunque no estemos de acuerdo con ellos. Estar abiertos a aprender cosas nuevas o incluso a re-aprender algo que confundíamos conceptualmente.

Sinceridad: es importante que seamos sinceros en las redes, no vamos a llegar a ningún lado mintiendo sobre nosotros en nuestros perfiles, porque tarde o temprano nos pillarán y entonces será peor.

Espero que sea de vuestra ayuda.

Equipo Bejoins.

 

 

 

Convivencia escolar

En nuestro afán por investigar la convivencia, hemos mirado hacia atrás, a nuestro pasado.
¿Cómo hemos aprendido a convivir? ¿Nos han enseñado? Claro que sí!
Nadie nace aprendido, así que también a convivir aprendemos, por repetición de ejemplos al principio, y añadiendo el intelecto y nuestra capacidad de abstraer más adelante.
La familia es el primer núcleo en el que (la mayoría de los seres humanos) desarrolla su estilo de convivencia. El ejemplo que recibimos en nuestro hogar es el que nos sirve como primer patrón de convivencia.
Y, ¿después de la familia?, ¿dónde continuamos aprendiendo y desarrollando nuestras habilidades personales y de convivencia?.
Efectivamente, en la escuela, en el colegio!
Vaya, no tengo yo recuerdos de ninguna asignatura referida a este ámbito tan básico… Yo soy de la época de la EGB, BUP y COU, y quizás sea por esto… antiguos métodos educativos mejorados con las nuevas realidades!!
Pues tampoco!! Los actuales de Primaria, ESO y Bachillerato tampoco tienen ninguna asignatura que tenga que ver con esto de convivir… ¿Estamos dejando este aprendizaje al libre discernimiento individual? ¿No es algo lo suficientemente importante para la sociedad como para que destine recursos específicos a, por lo menos, ampliar el abanico de posibilidades de elección?
Nos ha sorprendido ingratamente esta realidad. Ha convivir se aprende, se evoluciona y se mejora. Pero faltan herramientas y conocimiento de cómo hacerlo.
Un motivo más para continuar con nuestro proyecto y un aliciente maravilloso para afrontar esta investigación: PODEMOS MEJORAR NUESTRA SOCIEDAD!! A por ello!!!

Diferencias culturales en la convivencia. Trato personal y negociaciones.

La diversidad cultural es un gran regalo para el ser humano. Es una realidad fascinante que nos permite acercarnos a ver las diferencias personales que tiene la gente debido a su lugar de nacimiento y a la historia de sus antepasados. En este artículo, queremos contar algunos curiosos tips culturales de la población de diferentes países, a la hora de relacionarse y convivir con respecto al trato personal y negociación.

En México, no cometas el error de llegar tarde a una reunión, a pesar de que tus socios mexicanos puedan llegar una media hora tarde. En cambio, en Chile, todo el mundo es muy puntual cuando se trata de una reunión formal, no es así cuando es otro tipo de situación. En Venezuela, te las tienes que arreglar para llegar puntual a las reuniones también y si se trata de Caracas donde tienes ese evento, ya puedes salir con mucho tiempo para llegar, debido a las dificultades de transporte y atascos que tienen. En Rusia hay un refrán popular “Los grandes jefes no llegan tarde, simplemente están atrasados”, esto quiere decir que tu tienes que llegar puntual porque si haces perder el tiempo a otra persona, arruinará tu reputación, pero los jefes tienen el privilegio de llegar tarde.

Antes hablábamos de Rusia, seguimos con los rusos… confían mucho en su habilidad para beber alcohol y no sentirse afectados por éste, prefieren mantener las reuniones bebiendo licores, además facilita estrechar lazos en las relaciones interpersonales.

Curioso es que en China, los regalos son muy importantes en las relaciones de negocios. Envuélvelos en colores rojo o amarillo y asegúrate de que no sean un conjunto de 4 cosas, ya que este número es considerado de mala suerte. Entrégalos y recíbelos con ambas manos. En Japón, también está bien visto hacer regalos, pero cuidado, en en cuenta que no esté hecho en China… Pero en Sudáfrica, si quieres hacer un regalo, tienes que tener mucha confianza con la persona a la que vas a regalar, porque si no es así, puede verse como un soborno.

En Canadá, los alardes y la ostentación son tabú y los australianos no aprecian a las personas que presumen sobre su educación, calificaciones o logros. La modestia es considerada una virtud. Los australianos son bastante casuales. Una actitud “sin preocupaciones” es la norma. No aparentes demasiada formalidad o rigidez.

En Chile y en Brasil les gusta mirarse a los ojos cuando tienen conversaciones, en cambio en Japón y en China, si miras fijamente a los ojos, puedes estar faltando al respeto a la persona.

Si te invitan a cenar en India, no tienes que agredecer la invitación, sino que tienes que responder con otra invitación de tu parte, así muestras interés por mantener una relación a largo plazo. En Perú no planifiques varias reuniones en una mañana, porque la primera que tengas, seguramente se alargue hasta después de comer.

En España, nos mostramos cercanos y al igual que en Brasil, nos gusta el contacto físico con las personas, pero si rozas a algún japonés, pídele disculpas de inmediato.

Estos son algunas de las diferencias culturales con respecto a la convivencia laboral, de trato personal y negociación. Espero que hayáis difrutado tanto como yo al recibir esta información.

Buscando la excelencia en la convivencia

Continuamos firmemente convencidos nuestra búsqueda de herramientas que faciliten la convivencia.

Con esta finalidad visitamos a nuestros amigos de Audacity Partners en London este pasado martes día 1     4.

Volamos el lunes por la tarde desde Madrid y aprovechamos para hacer un poco de turismo por la noche.

Pensábamos que el día grande iba a ser el martes, con nuestra sesión formativa, pero, como las buenas fiestas, se empezó a conocer lo importante del evento la misma víspera.

Paseamos un par de horas por el centro  y, además de contemplar de cerca el Big Ben 2015-07-13 23.00.28 y otras maravillas arquitectónicas, experimentamos en primera persona uno de los estilos de convivencia que definimos: La convivencia en viajes.

 

Casi todo el equipo de Bejoins volamos a Londres. Cuatro en total;  nuestra responsable de desarrollo de producto y personas y co-fundadora, la experta en educación, el responsable de comunicación y yo mismo, co-fundador del proyecto y manager.

Vivimos en primera persona la frustración de no poder acceder a la noria que se encarama en el Támesis 2015-07-13 23.00.20 por un minuto de retraso (magnífica experiencia de la puntualidad británica), tuvimos que conformarnos con una frugal colación a la hora de la cena española (no coincidía con la hora británica y todo estaba cerrado salvo una tienda india de alimentación…) en la misma habitación del hotel, y compartimos estas experiencias con alegría y buen humor, pese a los distintos contratiempos. ¡Magnífico comienzo, al más puro estilo Bejoins, para favorecer la convivencia!

El martes fué un día, tal y como presagiaba la víspera, impresionante. El equipo de Audacity Partners nos recibió en su oficina como si estuviésemos en nuestra casa. La jornada discurrió con una velocidad desorbitada, hasta tal punto que casi nos volvemos a quedar sin comer por “apurar” de nuevo la hora española…

Tras un escaso descanso de avituallamiento, volvimos a la carga 2015-07-14 17.35.31 con ánimos renovados y continuamos embebidos con todo lo que vimos y aprendimos, maravillas de la tecnología, que poco a poco esperamos poder empezar a compartir con todos vosotros desde Bejoins.

Quiero acabar este post dando las gracias a Alfredo y a Catalina por todo el tiempo que nos dedicaron y, sobretodo, por el chute inmenso de energía e ilusión que nos han aportado.

Gracias Audacity!!!